pareja juanta
Las ITS, conocidas comúnmente como enfermedades venéreas en honor a la diosa romana del amor y la belleza “Venus”, se definen por su modo de transmisión, puesto que su principal vía de contagio es la sexual; lo anterior aplica tanto en el sexo vaginal, como en el anal y el oral. Asimismo, los organismos causantes de las ITS pueden contagiarse por otras prácticas como la transfusión de productos sanguíneos, trasplantes de tejidos, el uso compartido de jeringas (usuarios de drogas), el embarazo, el parto o por objetos contaminados como juguetes sexuales, ropa, entre otros.
Muchas de las infecciones de transmisión sexual pueden ser asintomáticas y no mostrar signos para su detección; también pueden ser confundidas con otro tipo de enfermedades y, por lo tanto, recibir el tratamiento no apropiado o incompleto sin un seguimiento posterior.
En 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que cada día se contagian un millón de personas en el mundo de alguna de las más de 30 variedades de ITS, entre las que destacan la clamidiasis, la gonorrea, la tricomoniasis y la sífilis; sobre esta última se calcula que más de 900 mil mujeres contrajeron la enfermedad durante el embarazo, aumentando así el riesgo de muerte prenatal. La cifras de la OMS arrojaron, de igual forma, que más de 290 millones de mujeres están infectadas con el Virus de Papiloma Humano(VPH) y expusieron como la farmacorresistencia secundaria, sujeta a un uso indiscriminado de antibióticos, es uno de los factores más importantes en la dificultad de erradicación de las ITS, así como la poca educación sexual de la población más vulnerable y la ausencia de estrategias preventivas de muchos países en el mundo.
En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtió que de los más de 22 millones de adolescentes que radican dentro del país, el 50% inician su vida sexual entre los 14 y los 15 años, lo cual incrementa los índices de ITS que pueden resultar en infertilidad y muerte. Asimismo, el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH-SIDA (CENSIDA) reportó que sólo en 2012 hubo 531 casos de mujeres embarazadas con SIDA, de los cuales 61 derivaron en transmisión perinatal y 76 en casos de sífilis congénita; no existe, sin embargo, registro de casos atendidos en hospitales, clínicas y consultorios particulares.
Como miembros de una sociedad responsable, resulta muy importante hacer énfasis en las medidas de prevención frente a las ITS, las cuales deben iniciar a muy temprana edad y ser parte de la educación sexual que se imparte en las escuelas de nivel básico. Se debe prestar especial atención en los adolescentes y jóvenes cuyas edades oscilan entre los 16 y 24 años, por ser el grupo más vulnerable y puesto que el 50% inicia su actividad sexual sin ningún tipo de protección. También resulta fundamental tomar las medidas adecuadas frente a una infección de transmisión sexual diagnosticada e incluir a todos los actores que pudieron estar expuestos.
Es crucial buscar una vida sexual responsable y erróneo creer que todo puede evitarse simplemente con el uso del preservativo, ya que, aunque es un método muy seguro, el uso inadecuado del mismo disminuye dicha efectividad.
Disfrutar la sexualidad es un derecho, así como también conservar nuestra salud y la de nuestra(s) pareja(s).

Artículo escrito por el Dr. Francisco M. Uicab González,
Cirujano Urólogo.

Responsable de la publicación,
Gerardo Hoth

Síganos por twitter @DASContigo y/o por facebook DASsalud

vacuna-influenzaEl frío de las mañanas, y una que otra lluvia que hace su aparición por la tarde- noche, anuncian que es tiempo de cargar un suéter o abrigo cada vez que salimos de casa. Ambas recomendaciones que datan de la infancia, son producto de experiencias pasadas que repercutieron en una cantidad de flujo nasal constante y un dolor de cabeza que nos alejaba de cualquier punto de concentración durante varios días; eventos que, a través del cansancio y debilidad de músculos y huesos, nos hacían añorar la cama. Como ya lo habrás inferido, querido lector, me estoy refiriendo a la influenza o a la comúnmente conocida “gripa”.

La presencia del frío actualmente no solo trae consigo la necesidad de abrigarnos, sino un sinfín de consejos y recomendaciones con el fin de no enfermarnos; la Secretaría de Salud, a través de los medios de comunicación, se une a la causa en pro de nuestra salud y emite medidas preventivas importantes. Al final el punto de conflicto siempre se centra en lo que a la vacunación contra influenza se refiere, dado que al igual que otras inmunizaciones activas y tratamientos específicos, esta práctica es víctima de una gran cantidad de mitos provenientes de experiencias ajenas o leyendas urbanas que sólo siembran dudas: “Te vas a enfermar si te la pones”, “mi vecino no tuvo que ponérsela y le fue mejor”, “mi hermana se la puso y de todos modos se enfermó”, “te vas a quedar paralitico si tú o tus hijos se la aplican”.
En DAS Servicios en Salud tenemos la firme convicción de promover ante todo una cultura de prevención y del oportuno cuidado de la salud, por lo que mediante el presente artículo analizaremos los 6 mitos más frecuentes relacionados con la vacuna de la influenza. Recordemos que durante estas fechas somos más vulnerables antes la presencia de las enfermedades respiratorias.

Mitos y realidades

  1. MITO: Las mujeres embarazadas no deben aplicársela.
    REALIDAD: Los estándares en la realización de la vacuna logran que ésta sea aplicable en la mujer embarazada, sin tener consecuencias tanto en la madre como en el feto; de hecho, actualmente se recomienda que de forma indistinta y en pro de la salud se aplique la vacuna.
  2. MITO: Las mujeres que están lactando no deben aplicársela.
    REALIDAD: Al igual que el mito anterior, las mujeres que están lactando pueden aplicársela sin riesgo o problema alguno.
  3. MITO: Con vacunarse una sola vez en la vida, basta para evitar la enfermedad.
    REALIDAD: Falso. Los virus son microorganismos que cambian y mutan de manera impredecible, por lo que éste puede convertirse en un agente con características diferentes y producir nuevamente la enfermedad. La vacunación debe ser continua.
  4. MITO: Vacunarse contra la influenza, produce la enfermedad.
    REALIDAD: Falso. La vacuna realmente protege contra el virus de la influenza y aún es posible contagiarse de la gripe común. Debido a que en ocasiones estas dos entidades se unen en un mismo tiempo y espacio, muchas personas creen erróneamente que la vacuna produjo la enfermedad.
  5. MITO: La o las reacciones de la vacuna son peores que la misma enfermedad.
    REALIDAD: Falso. Las reacciones propias de la vacuna incluyen ardor en la zona de aplicación y discreto aumento en la temperatura corporal. La enfermedad por otro lado produce fiebres de 39ºC, malestar general, dolor muscular y de huesos.
  6. MITO: Sólo la gente más susceptible o en riesgo, como son los niños y los adultos mayores, debe aplicársela.
    REALIDAD: Falso. La vacuna protege y previene de la enfermedad a todas las personas.

En DAS Servicios en Salud velamos siempre por la salud y el bienestar de nuestros afiliados, a través de la información puntual y precisa de nuestros artículos, del Centro de Atención Médica Telefónica (24hrs., los 365 días del año) y de nuestras redes sociales (twitter @DASContigo , facebook DASsalud). Acérquense a nosotros.

Artículo escrito por el Dr. Javier Téllez.
Responsable de la publicación,
Gerardo Hoth

cancer-de-mama
Durante el mes de Octubre, querido lector, se lleva acabo la campaña de lucha contra el cáncer de mama, por lo que nos dimos a la tarea de exponerle aspectos escenciales de esta enfermedad, sensibilizarlo y fomentar la detección temprana, a través de la autoexploración mamaria.

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama se produce cuando crecen de forma anormal células en el tejido de las glándulas mamarias, formando tumores malignos que tienen la capacidad de proliferar y dañarlo; lo anterior también puede derivar en una metástasis, lo que se traduce en la invasión a otros órganos del cuerpo.
Existen diversos tipos de cáncer de mama, sin embargo el que se diagnostica con mayor frecuencia, entre el 70% y el 80% de los casos, es el ductal infiltrante o invasor. De acuerdo con la OMS, dicha enfermedad representa la principal causa de muerte en la mujer, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, y el rango de edad de los pacientes se encuentra entre los 20 y 59 años; cada año cerca de 1.38 millones de nuevos casos son diagnosticados y sólo el 1% corresponden al sexo masculino.
Según cifras del INEGI, en México durante el año 2006, el cáncer de mama se convirtió en la segunda causa de muerte en mujeres entre 30 y 54 años de edad; asimismo, en el año 2008 se reportó una incidencia de 13,939 casos y una mortalidad de 5,217 (Globocan,2008). Para el 2030 la OMS calcula más de 506,000 nuevos casos y más de 142,100 decesos.

¿Existen factores predisponentes?

Los principales factores de riesgo descritos en el cáncer de mama pueden estar relacionados, efectivamente, con cuestiones hormonales, reproductivas, asociadas al sexo, la edad y a los antecedentes familiares.
El estudio de pacientes para la detección oportuna de cáncer de mama debe incluir la valoración clínica y diversos estudios de imagen como el ultrasonido mamario y la mastografía, así como el diagnóstico histológico.
En caso que el cáncer de mama sea detectado, de acuerdo al tipo y etapa del mismo, se deberá tener un abordaje terapéutico mediante técnicas quirúrgicas, hormonales, radioterapia, quimioterapia y de reconstrucción.

¿Cuáles son los efectos secundarios al padecer cáncer de mama?

  • Corto plazo
    Se producen durante el tratamiento y varían de persona en persona: Náuseas, caída del cabello, dolor, cansancio y pérdida de peso.
    Generalmente desaparecen una vez finalizado el tratamiento activo.
  • Largo plazo
    Aparecen durante el tratamiento y persisten una vez finalizado.
  • Retardados
    Síntomas que aparecen meses o años después de concluido el tratamiento, por ejemplo insuficiencia cardiaca, osteoporosis, problemas psicológicos u otro tipo de cánceres.

En una escala de porcentajes, los efectos secundarios físicos que con mayor frecuencia se han reportado son la artritis/osteoporosis (37,6%), las cataratas (19,1%), los problemas cardíacos (15,3%) y diversos problemas tiroideos (11,1%).
En el enfoque emocional, se llega a presentar estrés, aislamiento emocional e impotencia; esta última causa un mayor desequilibrio orgánico, endocrino, inmunológico y nervioso.

En DAS Servicios en Salud les recomendamos abordar en familia el tema del cáncer de mama, fomentar el apoyo y la asesoría médica que ayude a prevenir, detectar oportunamente y superar los estragos causados por esta enfermedad. Seamos conscientes que el padecer cualquier tipo de cáncer causa efectos secundarios fìsicos y psicológicos importantes.

Para mayor información relacionada con el presente escrito, dudas o comentarios, no dejen de comunicarse con nosotros al Centro de Atención Médica Telefónica DAS Contigo donde con gusto los atenderemos. No dejen de seguirnos en nuestras Redes Sociales por facebook DASsalud o twitter @DASContigo.

Artículo escrito por la Dra. Ana Ruth Abreo Hernández.
Responsable de la publicación,
Gerardo Hoth